Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

La tendencia

Angel Virgen Alvarado

Precampañas Inútiles 

Martín SIFUENTES

El pato de las dos tortas

José Inés Figueroa

Cd. Victoria

Amnistía para Geño

Oscar Jiménez

miércoles 13 de diciembre de 2017

¿A poco Eugenio Hernández Flores se quiere apegar a la Amnistía de Delincuentes que propone Andrés Manuel López Obrador?

Y es que el que enajena la franquicia del Partido Encuentro Social (PES) en Tamaulipas es nada menos que Abdíes Pineda Morín, el oriundo de la frontera chica tamaulipeca.

 ¿Y eso que tiene que ver con Geño Hernández Flores? Sencillo de explicar, aunque entraremos en el terreno de las escenarios imaginarios o posibles.

Ahí les va. Los dueños del PES son Abdíes Pineda Morín y su hermano Enoc (de los mismos apellidos) quienes siempre han estado muy cercanos con el Grupo Victoria que encabezó Eugenio Hernández.

Se habla de presuntos negocios entre gente cercana al ex gobernador ahora encarcelado en la capital de Tamaulipas y el mismo líder moral del PES.

Hay que decir que hasta ahora no se ha  comprobado, pero siempre se dijo que en el negocio de la construcción de viviendas estaban unidos Abdíes Pineda y Aureliano Salinas Peña (cuñado de Eugenio Hernández).Este fue solo un gran trascendido.

Pero al margen de la comprobación de negocios que hermanan al PES con el PRI de Geño Hernández, hay que ver solamente que el presidente del Partido Encuentro Social en nuestro estado es Rigoberto Rodríguez Rangel.

Este funcionario partidista fue jefe del departamento de alcoholes en el ayuntamiento victorense del alcalde Eugenio Hernández y después siendo gobernador, Rigoberto Rodríguez se fue al PRI Estatal como secretario particular de Ricardo Gamundi Rosas. Después el Grupo Victoria lo mandó al PES.

Y ahora que el Partido Encuentro Social es socio electoral de MORENA para apoyar a Andrés Manuel López Obrador en su nueva intentona de llegar a la presidencia de la república, pues Geño puede estar feliz.

Y es que el ex gobernador de Tamaulipas y su familia están haciendo hasta lo imposible para que el ex jefe del ejecutivo estatal tamaulipeco no sea extraditado a los Estados Unidos, porque saben que allá se pasaría el resto de su vida en la cárcel.

Por eso, y aprovechando lo de la Amnistía de Delincuentes ¿sería posible que al menos en el tema de recursos económicos de origen ilícito y en el de lavado de dinero, Geño Hernández quiera beneficiarse de esa amnistía?

Claro que siempre y cuando El Peje sea el nuevo presidente de México y que la extradición a los Estados Unidos del ex gobernador de Tamaulipas se difiera de manera indefinida.

Esos astros se tienen que alinear para que se haga realidad este escenario imaginario del que aunque usted no lo crea, se habla muchos en los comederos políticos victorenses.

Pero y si finalmente Geño es llevado ante la ley americana, ¿usted cree que “suelte la sopa” he implique a más victorenses en el tema de blanqueo de dinero, robo de dinero de las arcas estatales de cuando fue gobernador, negocios fáciles al amparo del poder?

Pues seguramente así será, porque nadie en política “se quiere morir solo”. Y por eso de la “sopeada” en la Unión Americana más de uno en Ciudad Victoria anda sumamente  nervioso.

Tanto que están al punto del infarto, y por eso no sería raro que alguno ya estuviera padeciendo de arritmias, debido a que el brazo de la ley gringa pega muy fuerte. 

MAQUIAVELITO

 … Esteban Arce (conductor de Televisa): El decálogo de Andrés Manuel López Obrador tiene más ocurrencias que un Talk Show. Me recuerda Bananas de Woody Allen, en ella siendo dictador ordenó que los niños de 14 tuvieran 16 años.

 

Más artículos de: Oscar Jiménez
El Partenón

Lumbre en aparejos de Egidio

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Senadores defraudadores 

Martha Isabel Alvarado

Valemos mas que vos

Oscar Jiménez

El segundo lugar

Jose Luis B. Garza

Aplausómetro sur

Carlos López Arriaga