Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón

¿Quique por Yahleel en el PRI?

Angel Virgen Alvarado

Oposición desaparecida

Martín SIFUENTES

El gobierno que viene

José Inés Figueroa

Cd. Victoria

AMLO, entre el amor y el odio

Martín SIFUENTES

Domingo 24 de febrero de 2019

Ya estamos a unos cuantos días de cumplirse los primeros 100 días de Andrés Manuel López Obradora al frente del poder ejecutivo.

Generalmente esa cifra es la más utilizada para una primera evaluación de cualquier gobierno, y comienzan ya a darse esas calificaciones, aunque con las más distintas particularidades. 

Este ha sido un inicio de un gobierno distinto, pues está siendo escrupulosa y puntualmente seguido, lo mismo por analistas, que por periodistas, académicos y hasta por la población en general, que hoy más que nunca está muy al pendiente de cada acción de gobierno. 

Y justamente porque cada detalle es revisado con lupa, la administración de López Obrador es y seguirá siendo la más vigilada, la más seguida, y contradictoriamente la más alabada y las criticada a la vez.  

Y esto es apenas el inicio. 

La polarización de la sociedad mexicana será el precio que debamos pagar no tan solo al evaluar los primeros cien días, sino cada uno de los años del sexenio, porque seguramente cada vez habrá mas información disponible, y por  ende más material para la discusión y el debate. 

Hoy en día la sociedad Mexicana se divide entre los más apasionados y furibundos "amlovers" y los más agudos críticos del lopezobradorismo. Así estamos, y así seguiremos, entre los que están convencidos de que este es el mejor inicio de gobierno en décadas y los que consideran que estamos gobernados por un grupo de incapaces que encabeza Andrés Manuel. 

Y es que nunca como hoy cada acto de gobierno, cada firma, cada palabra, cada paso, está abierto al escrutinio público, y muchos aplauden, otros rechazan. 

En lo único que parecen coincidir seguidores y detractores, es que AMLO es un presidente diferente, que llegó al poder con un apoyo inusitado, y que en sus primeros meses de gobierno ha aumentado sus niveles de aprobación. 

Los temas como la cancelación del aeropuerto en Texcoco, su guerra contra el robo de combustible, el tren maya, su aparente apoyo ala militarización de la seguridad pública, la reducción de presupuesto a estancias infantiles, sus conferencias mañaneras, las críticas a organismos públicos autónomos, sus desencuentros con ex presidentes, lo han metido en el centro de la crítica de quienes lo ven como un presidente populista y autoritario.

Amado y odiado. Así llega a sus primeros cien días de gobierno. 

Más artículos de: Martín SIFUENTES