Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Gana terreno Zertuche, en Reynosa

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

Los desaciertos de Hugo

Angel Virgen Alvarado

Raúl HERNANDEZ

Nuevos clientes

Raúl HERNANDEZ

Arnoldo García

Agua

Arnoldo García

Cd. Victoria

Crónica del momento que AMLO elogió el perfil de FGN

Fernando Acuña

08 de diciembre, 2019

Era el diez de junio de 2017. En la antesala del verano, las altas temperaturas tamaulipecas, imponían su rigor solar,  sobre la cinta asfáltica, del tramo carretero Victoria-Aeropuerto.

Ese día,  por la mañana, el  dirigente nacional de MORENA, y firme aspirante a la Presidencia de la república, Andrés  Manuel  López  Obrador arribaba a la capital del estado, para encabezar  la reunión multitudinaria, donde se firmaría el Acuerdo Político   de Unidad, por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento  de México.  

Andrés  Manuel lucía contento. Su propuesta  abierta  y democratizadora, dirigida a todos los mexicanos de bien, sin distingo de credos o partidos, iba viento en popa.  AMLO miró hacia el exterior, aquel paisaje de matorrales  espinosos y empolvados que pasaban rápidamente frente a sus ojos.

Conocía todo el país.  Durante más de tres lustros había recorrido la accidentada geografía de una nación que parecía reflejar en sus sierras y en sus cañadas; en sus costas y llanuras, las pasiones contrastantes de sus hombres y sus mujeres.

Sí, definitivamente, éste hombre de pelo plateado por sus años de lucha incansable, a favor de una  verdadera  transformación social, había  aprendido también a estudiar de una manera profunda, la naturaleza humana. Y sobre todo, la de la clase política.

Tal vez por ello, volteó a ver a su asistente y le ordenó:

---Pásame las carpetas  de los que van a estar  en el templete.

López  Obrador  quería  aprovechar  los minutos que lo separaban de la explanada universitaria, en cuyo gimnasio se realizaría el evento, para  darle una revisada a los perfiles  de las  personas que lo acompañarían en el  espacio de honor.  No podía permitirse  un solo  descuido  y permitir que se le colara, algún indeseable, pues sus adversarios políticos  por el poder, seguían  con lupa, cada uno de sus mítines  y  discursos.

AMLO abrió  despacio cada una de aquellos mazos de papeles engrapados, en los que se describía el historial, de cada uno de los que lo acompañarían en la firma  del acuerdo. Sus ojos entrenados para analizar y medir el peso de cada una de aquellas hojas de servicio, se detuvieron en una de aquellas carpetas.

El amplió  curriculum, pertenecía al doctor,   Felipe Neri Garza Narváez, quien casi dos meses atrás, había  renunciado al PRI, mediante una carta pública, en la cual  hacía énfasis, en “el desdén y el descuido hacia la militancia”, por parte de la dirigencia de este partido en el país.

Cuentan quienes  venían  en ese vehículo, acompañando a quien dos años  más tarde sería  el Presidente de la república, que AMLO  hizo  un comentario  muy favorable  hacia Felipe, sin  que éste  se enterara de ello.

Palabras más, palabras menos, López  Obrador habría dicho, algo así como que, “este trae una formación política muy completa”. La anécdota ahí quedó, y  horas después,  aparecerían las fotos y las notas, derivadas de aquel evento masivo, donde  AMLO firmó un acuerdo  que podría describirse como  histórico, en favor de  la democracia en México.

Este detalle, que pareciera pequeño, pero es muy significativo, explica por si solo, del porqué, el odontólogo tamaulipeco, fue palomeado para  ocupar la titularidad  como representante de la Secretaría de Gobernación en Tamaulipas.

Desde el centro del país, y más específicamente, desde Palacio Nacional, su primer huésped, lo considera como el hombre con mayor experiencia  política en el actual momento que vive la 4T en Tamaulipas.

Y a decir verdad, el Presidente de la república, no se equivoca: Felipe  viene de una militancia de más de 40 años en el PRI, donde ocupó la Presidencia estatal de éste partido;  ha sido tres veces diputado local y ha ocupado la Subsecretaria General de Gobierno, convirtiéndose en uno de los políticos, con mayor conocimiento del entorno tamaulipeco, de sus grupos, y sus partidos.

El pasado miércoles  4 de diciembre,   Garza Narváez, nos concedió la oportunidad de una entrevista, para la página de Notifer, en la cual explicó   que viene a servir  al Presidente AMLO, con la lealtad institucional que siempre  le ha caracterizado. Pero también, en abierta afinidad con el Presidente, en cuanto a servir a las ciudades, pueblos y comunidades  de la entidad.

Ese mismo día, 4 de diciembre por la noche,  con motivo del cumpleaños de un ex funcionario  de la Universidad  Autónoma de Tamaulipas, Felipe  Garza  estuvo en dicho convivió, y entre las felicitaciones  de sus amigos, por el reciente cargo, se le dijo  también que, contaba con muchas simpatías políticas en Tamaulipas. Para algunos, casi casi lo destaparon, como  poderoso  aspirante a  la gubernatura.

En este sentido, y analizando las cosas fríamente  y sin apasionamientos, la condición de externo a MORENA de Felipe Garza Narváez, lo convierte en un elemento fuerte, pues  le daría la oportunidad de englobar un amplio movimiento democrático, donde, como ocurrió con AMLO, en el 2018, podrían participar lo mismo morenistas, que priistas, panistas,  perredistas, y sociedad en general.

Y es que, el currículum de Felipe  Garza, políticamente hablando, es muy interesante, y sobre todo compatible con un proyecto social, amplio  y sin barreras ni esquemas, o luchas internas, como las que ahora están debilitando   a MORENA.

El historial político  de FGN,  favorece  a la unidad. Un experto en este tema, tal vez el mejor en varias décadas en México, como Andrés  Manuel  López  Obrador, mismo que en la anécdota que le compartimos, en los  anteriores párrafos de esta columna, le dedicó una especial atención y generó un comentario de quien hoy es Presidente de  México, mete  en automático  a Felipe, como baraja poderosa  en la sucesión tamaulipeca.

Sigale usted los pasos  a Felipe. Serán interesantes. El hombre ya está en la jugada grande del 2022.

 

 

 

 

Más artículos de Fernando Acuña
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Ni a cuál irle   

Martha Isabel Alvarado

Oscar Jiménez

Visión social

Oscar Jiménez

Carlos López Arriaga

Presidente acorralado

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

Están más que puestos

Clemente Castro