Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Relevo en sector femenil tricolor

Alberto Guerra Salazar

Martín SIFUENTES

Sin ánimo electoral

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

A otra cosa, mariposa

José Inés Figueroa

Clemente Castro

Se mueven las piezas

Clemente Castro

Cd. Victoria

¿Izquierda?, “pos de dónde mi alma”

Max Avila

21 de enero, 2020

En base a evidencias e investigaciones, la valiente periodista Anabel Hernández asegura que Genaro García Luna mantenía estrecha relación con Carlos Salinas de Gortari. Sea que el ex presidente actuaba como consejero y pue-que hasta de guía espiritual, del ahora enjuiciado secretario de Seguridad del régimen encabezado por Felipe Calderón.

“Apa padrinito”, diría Capulina.

Por ello, “si el gobierno pretende un pez grande, debe ir sobre CSG”, dice la también escritora especializada en temas de seguridad y estudio de grupos infractores de la ley.

De avanzar las investigaciones en tal sentido y probarse la cercanía entre el ex funcionario y Salinas, estaríamos ante el que podría ser escándalo del sexenio.

Recordéis que García Luna inició su carrera de “super policía”, justo en el gobierno de CSG al ser incorporado al CISEN de triste memoria. Y es de suponer que recibió protección especial desde entonces, hasta convertirse en brazo derecho de Felipe Calderón Hinojosa.

Derivado de lo anterior, serían cuando menos tres ex presidentes (agregado Fox), que podrían ser enjuiciados por los delitos de corrupción, si es que la Fiscalía General de la República decide abrir las respectivas carpetas de investigación.

Usted dirá que es harto difícil que ocurra, si nos atenemos a lo dicho por AMLO en cuanto a que no realizará ninguna “cacería de brujas” contra sus antecesores, sin embargo como “el pueblo manda”, según sus propias palabras, es probable que llegado el momento, todo quede en manos del fiscal Alejandro Gertz Manero.

Sería la oportunidad de cobrar cuentas pendientes a estos símbolos neoliberales, a las que han de sumarse desde luego, los fraudes electorales cometidos en contra de Cuauhtémoc Cárdenas y el propio AMLO.

Pero también sería oportunidad para que los mexicas recobren algo de la dignidad perdida durante los gobiernos depredadores del pasado inmediato. Ello acallaría el sordo reclamo de que la guerra contra la corrupción debe incluir a los verdaderos responsables y no perderse en perseguir a ex funcionarios menores, que si bien son ladrones por vocación, no actuaron por decisión propia.

El robadero entonces, fue parejo por orden superior.

El asunto, es que el supremo gobierno debe ir contra “los peces gordos” de la corrupción, en obediencia al mandato que exige “ajusticiar” a los saqueadores de la república.

No hacerlo, crearía frustración masiva y riesgo electoral para MORENA

En el inter, este martes Genaro García Luna tendría su segunda audiencia ante las autoridades gringas que le siguen proceso por los graves cargos que podrían mantenerlo muchos años en cárcel. Y tal vez de por vida.

Digo, si es que insiste en su actitud de inocencia y enfrenta el juicio correspondiente que perdería seguramente.

Tendría una segunda audiencia, digo, porque resulta que la pospusieron para el 2 de abril, tiempo en el que pudieran ocurrir otras sorpresas.

Esta prórroga permitirá a García Luna platicar sin prisas con su conciencia, y decidir que lo mejor será “soltar la sopa”.

De ocurrir, la justicia imperialista podría ser benevolente, sea consentirlo con tal de que se convierta en delator de su propio destino.

Ni modo que espere más de la vida cuando su desprestigio no tiene remedio.

El hombre se encuentra en la disyuntiva de ganar algo de libertad, a cambio de señalar a sus cómplices.

He aquí donde los mexicas levantamos las cejas, en espera de noticias que confirmen la presunta participación de políticos ligados a los delitos imputados al ex funcionario.

Mientras tanto, todavía este martes por la mañana, sus abogados creían en “su inocencia”, aunque el columnista supone que no será por mucho tiempo.

Quedamos que para los mexicas importa llevar a juicio a los ex presidentes en cuestión, sea que no pierden la esperanza de que cualquier día de estos suceda…si es que sucede, si no, psss no.

DEMAGOGIA OPOSITORA

La izquierda nunca se ha arraigado en Tamaulipas. A lo más que ha llegado es a crear grupúsculos de “grillos” aprovechados de circunstancias nacionales, en beneficio propio…con honrosas excepciones, claro.

Ha habido movimientos campesinos y obreros, que aunque inquietaron al gobierno, éste no dudó en utilizar la represión como eficaz método de terrorismo autoritario.

En Tampico el obrerismo sacudió a regímenes de la post-Revolución, siendo el puerto referente en la primera mitad del siglo pasado. Incluso escenario de enfrentamientos con saldo fatal en diversas ocasiones, ahí mero, en la plaza “Hijas de Tampico”.

Aunque en menor escala, igual sucedió en ciudad Victoria, durante la estancia de Demetrio Vallejo quien llegara expulsado de Nuevo León. Aquí consolidó el liderazgo que le diera fama internacional a cambio de incontables años de cárcel.

Ya en los sesentas algunos movimientos campesinos en el norte cuyo activismo de izquierda fue temporal y sin mayor trascendencia en el resto de la entidad.

Después llegaron los partidos, PSUM, PST, Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, PRD, PT, entre otros y ahora MORENA.

La mayoría que no han hecho otra cosa, que causar lástima o pena ajena, que pa’l caso es lo mismo, aunque en lo personal a sus líderes siempre les fue bien.

Por eso llama la atención lo recién dicho por Alejandro Rojas Díaz Durán en cuanto a la creación de “un amplio frente de izquierda”, con el objetivo de triunfar en las elecciones del próximo año.

Se trata de que PT y MORENA vayan juntos y uno se pregunta si este senador suplente de Ricardo Monreal, ¿estará bordando castillos en el aire?.

Con qué armas, si por estos andurriales el partido de AMLO no tiene cabida ni siquiera en la calle de la amargura. Y el PT agotó su dosis de credibilidad y confianza desde que Elías Orozco Salazar abandonó la dirigencia, tras el golpe de Alejandro Ceniceros, hace como veinte años o tal vez más, mismo que en diversas ocasiones ha sido becario del congreso local.

Justo Alejandro es firmante de “la nueva alianza de izquierda”…ahí juzgue.

SUCEDE QUE

Pues que siempre no viene AMLO a Tamaulipas. Eso de alguna manera alarga la estancia de José Ramón Gómez Leal en el cargo de “super” delegado del gobierno federal, aunque también se complican los problemas relacionados con su trabajo.

Y es que, (pa´decirlo en palabras decentes), el hombre no tiene la más remota idea de lo que significa el servicio público. Sea que está “negao” para el cargo.

Y ni modo que sea invento..

Y hasta la próxima.

Más artículos de Max Avila
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

¿Quién pompó?

Martha Isabel Alvarado

Jose Luis B. Garza

La vacuna política

Jose Luis B. Garza

Carlos López Arriaga

¿Presidente sin partido?

Carlos López Arriaga