Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Fiesta en el periodismo tamaulipeco

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

La mascarilla

Angel Virgen Alvarado

Raúl HERNANDEZ

La política era así

Raúl HERNANDEZ

José Inés Figueroa

Ya llegó, ya está aquí

José Inés Figueroa

Arnoldo García

Agua

Arnoldo García

Matamoros

Justicia para mujeres tamaulipecas

Martín SIFUENTES

23 de febrero, 2020

Miles de mujeres de Tamaulipas apoyan el llamado que se ha hecho a nivel nacional para el paro  de actividades el lunes 9 de marzo. 

La convocatoria con el slogan "El 9 nadie se mueve",aquí en nuestra entidad ha tenido inmediata respuesta. En Tamaulipas también cala hondo el acoso, la violacion, el feminicidio. 

En Tampico, Reynosa, El Mante o Matamoros, toda manifestación de violencia hacia la mujer debe ser erradicada. Ya ha causado mucho daño, ya muchas tamaulipecas han sido atacadas, golpeadas, sobajadas. Otras tantas, vilmente asesinadas.

Se equivocan aquellas voces que argumentan que en Tamaulipas las mujeres no han salido a las calles a protestar y que eso significa que aquí ese problema de violencia hacia el sexo femenino no es grave. Nada más falso. 

Aquí, también las mujeres tamaulipecas necesitan respuestas dignas de las autoridades encargadas de protegerlas. Aquí también las mujeres sienten impotencia, están dolidas y exigen un alto a la violencia que se vive en sus propias casas, en sus centros de trabajo, en sus escuelas y en las calles. 

En cada ciudad y en cada pueblo de Tamaulipas hay miles de mujeres que exigen ser seguridad ante las atrocidades a las que se enfrentan todos los días. 

Llevando esto a los inevitables terrenos de la política, el gobernador Cabeza de Vaca, desde Tampico se solidarizó con la causa y anunció que las miles de mujeres burócratas que trabajan en las dependencias del gobierno estatal, se podrían unir al paro el 9 de marzo, sin ninguna consecuencia laboral. También algunos alcaldes han hecho lo propio.

Esto es entendible. A lo largo y ancho del país, patrones, empresarios, dueños de comercios y negocios en los que se emplea a mujeres, han determinado otorgar ese día.  

Lo que no se puede entender hasta hoy, es como el presidente de la republica, sigue sin entender que el paro feminista no es un intento golpista contra su gobierno o una acción de la derecha en su contra. 

Alguien debe explicarle al Presidente que no se trata de un movimiento embozado de los conservadores contra su gobierno, sino de un justo reclamo de justicia. 

Esa justicia para las mujeres que en su gobierno y en varios anteriores, ha quedado a deber a millones de mexicanas. 

Más artículos de Martín SIFUENTES
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Qué contradicción

Martha Isabel Alvarado

Carlos López Arriaga

El virus, en la cúpula

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

Ajustes en el ISSSTE

Clemente Castro