Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Vendrá López Obrador en junio

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

"¡Vete pa tu país!"

Angel Virgen Alvarado

Raúl HERNANDEZ

Nuevos clientes

Raúl HERNANDEZ

Arnoldo García

Agua

Arnoldo García

Matamoros

Oferta y demanda

Angel Virgen Alvarado

21 de mayo, 2020

Es natural que, cuando escasea un producto, su precio se eleve “por las nubes”.

Por ejemplo: ¿Cuántas veces el precio del limón se ha encarecido porque los sembradíos se siniestraron y hubo poca cosecha?

Nos consta que en ocasiones el precio del limón alcanzó niveles insospechados.

Es viejo el chascarrillo del hombre que llegó al bar y pidió un vaso con agua limonada.

“Mejor pídeme un whisky. Es más barato”- le dijo el cantinero.

En Matamoros, Tamaulipas, hace dos años, escaseó la Coca-Cola.

El movimiento huelguístico que encabezaba la arribista licenciada SUSANA PRIETO TERRAZAS había afectado a empresa distribuidora de este producto.

La distribución de la gaseosa se suspendió y la gente, aficionada a esa bebida, andaba de un lado para otro, como perro en periférico.

Afortunadamente la huelga no llegó hasta la Pepsi-Cola porque entonces si los adictos al refresco de cola hubiera ido a sacar a la licenciada de marras en donde estuviera.

Cuando un producto escasea en una plaza, su precio sube como la espuma.

La gente tiene fresco el recuerdo de lo que paso con el precio del aguacate.

El año pasado no hubo buena cosecha de esta fruta y el kilo, que normalmente costaba entre 20 y 30 pesos, llegó a ofrecerse hasta en 100 pesos.

Claro, la gente dejó de comprar o bien, compró poco.

Y como México… no  hay dos, o bien vendido o bien podrido.

Los comerciantes preferían que la fruta, el aguacate se echara a perder pero no lo bajaban de precio.

Hasta que la cosecha de aguacate más o menos se normalizó.

El turno entonces fue de la cerveza.

A diferencia de Estados Unidos y de Europa, donde los gobiernos no frenaron ni la producción ni la distribución de la cerveza, en México el gobierno decretó que las cerveceras pararan.

Y sobrevino el problema.

Al escasear el producto el precio de la cerveza se fue “a las nubes”.

Y es que a los comerciantes también les llegó la escasez… pero de progenitora.

Cuando un “24 de cerveza” Bud Lite costaba 200 pesos lo vendieron (y lo venden) ¡en mil pesos!

Ni más ni menos.

AMLO, estadista como es, se dio cuenta de embrollo y ya ordenó que se reanudara la producción de cerveza.

En unas cuantas semanas se normalizará su venta y todo volverá a la normalidad.

¡Ahora sí tenemos Presidente, que caray!

 

MI PECHO NO ES...

Trascendió que el joven JAVIER BUENFIL, Secretario Particular del Senador AMERICO VILLARREAL ANAYA murió de coronavirus.

Y existe temor fundado de que el legislador pudiera estar contagiado.

Como se sabe, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG informó en su cuenta de Twitter que él estaba aislado por tener el COVID-19.

Y quien sabe a cuantos contagiaría OSORIO CHONG…

Y el coronavirus no respeta…

Informan que ocho jugadores del equipo Santos de Torreón resultaran positivos por Covid-19.

Eso, dicen, puede influir en la cancelación del torneo de Clausura 2020.

En fin…

Le cuento… Los abogados sufren también las secuelas de la contingencia sanitaria del Covid-19.

Hay parálisis en el sistema judicial. La suspensión de los plazos procesales ha provocado la disminución de su capacidad de trabajo.

¡Ánimo RAÚL “PERRO” GÓMEZ y RENE “MUÑECO” MARTÍNEZ! ¡Ánimo! Ya falta pocos meses…

CON LA VENIA DE MIS EDITORES, nos leeremos el próximo domingo, Dios mediante, en CRÓNICA SEMANAL

P.D.-El WhatsApp

Un maestro trajo globos a clase, dio uno a cada alumno, les pidió que escribieran su nombre en el globo, que lo dejaran en el suelo y que salieran de clase.

A continuación, les dijo:

-“Tienen 5 minutos para encontrar el globo con su nombre”.

Los alumnos entraron en clase y cada uno buscó su nombre en los globos.

Se acabaron los 5 minutos y nadie pudo encontrar el suyo.

Entonces el profesor les dijo:

-“Ahora cada uno cogerá cualquier globo y se lo entregará al dueño del nombre que está anotado”-.

¡En un minuto todos los alumnos tenían el globo con su nombre!

Entonces, el profesor añadió:

-“Los globos son la felicidad de uno. Pero nadie la va a encontrar buscando su propia felicidad. Sin importarle nada hay que darla a los demás para recibirla.

Aprende a hacer felices a los demás sin esperar que te lo devuelvan porque la vida te lo va a devolver en cualquier momento...

Por hoy, es todo.

Más artículos de Angel Virgen Alvarado
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Pronóstico letal

Martha Isabel Alvarado

Oscar Jiménez

En picada

Oscar Jiménez

Carlos López Arriaga

Carmen Aristegui

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

Cero tolerancia

Clemente Castro