Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Otra investigación tipo Irving 

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

'Ya nada es como antes'

Angel Virgen Alvarado

José Inés Figueroa

La nueva vieja normalidad

José Inés Figueroa

Clemente Castro

La próxima visita

Clemente Castro

Cd. Victoria

Canta pajarito, canta

Max Avila

14 de julio, 2020

El retorno de Emilio Lozoya Austín, podría ocurrir a más tardar este jueves, para lo cual a esta hora del Señor ya estará una nave de la Fiscalía General en tierras gachupìnas.

Sea que no habrá poder divino que evite su comparecencia ante la justicia de la 4T. Aquí se le espera con los brazos abiertos, pa’ que cante en el tono que mejor le acomode.

Es noticia ya oficial, que recorre brechas, caminos y veredas porque al fin, sabremos cómo es que los regímenes neoliberales practicaban la corrupción, suponiéndose amparados por la impunidad y las complicidades, olvidando que lo que no descubre el agua, lo descubre el tiempo…o al revés, que pa’l caso es lo mismo.

Lo cierto es que el gobierno de la Transformación está a punto de aclarar uno de los tantos capítulos que integran la gran novela del saqueo de que fue víctima la república, cuando menos los últimos seis sexenios.

Es un escándalo dicen, pero de que significa un triunfo de AMLO en el combate a la inmoralidad político-administrativa del pasado, eso-que-ni-que.

Severo coscorrón para los conservadores y los incrédulos.

Hay expectación, morbo, pero también especulación en torno de quienes podrían estar involucrados desde la cúpula del poder, incluso en el sector empresarial donde apenas aparece el ex director de Altos Hornos de México, Alfonso Ancira Elizondo.

Ya sabéis que la cereza del pastel lo sigue siendo Enrique Peña Nieto y entre las novedades de los últimos días, aparece Miguel Ángel Osorio Chong, el ex poderoso secretario de Gobernación, a quien le resulta premio, como operador del Pacto por México que más tarde se concretaría en las “reformas”, entre éstas la energética ordenada por fuerzas extrañas al interés nacional.

Incluye los “estímulos” que al ex funcionario tocó negociar con liderazgos partidistas, especialmente con “la izquierda” perredista representada por “los chuchos”, Ortega y Zambrano, y desde luego con el resto de los partidos, y que Lozoya debió entregar, aunque guardando íntimas evidencias…Eso dicen, solo faltan las pruebas.

Que Osorio “está frito”. Y uno que duda y le parece tan bonito pa’ que resulte verdad…ver para creer y convencer de que no importa el tamaño ni la fama, cuando está de por medio la salvación nacional.

Aunque las baterías se enfocan hacia Luis Videgaray, quien de acuerdo a los trascendidos, fue el encargado de realizar los últimos acuerdos sobre la compra de Fertinal y Agro Nitrogenados, plantas chatarras que significaron pérdida de miles de millones para las finanzas públicas..

En este sentido Lozoya asegura que “el mero bueno”, en el manejo de los dineros relativos al negocio, lo fue el ex secretario de Hacienda. Y es explicable, por obvias y sobradas razones.

Recordéis que este es apenas uno de los pecados de Lozoya, por los que hasta su madre Gilda está sujeta a juicio por lavado de dinero, aunque a domicilio. Y donde también su hermana Gilda Susana y su esposa Merielle, “están en el ajo”, huidas por lo pronto, aunque viendo cómo se desarrolla el asunto, es probable que sigan los pasos de Emilio, sea poniéndose a disposición de la justicia sin excusa ni pretexto…más les vale porque la raza está bien “encabronada por tanta inche transa”.

No decimos que pa’ descargo de la conciencia de las inculpadas, porque tal vez es lo que menos importa, sino por el qué dirán en las revistas del corazón.

Aun así es probable que su situación forme parte de la negociación con el supremo gobierno, aunque ni remotamente sufrirían las penas de Rosario Robles Berlanga, por ejemplo, quien aguanta las consecuencias de su debilidad por la obtención de riqueza pronta y expedita, aprovechando el poder.

¡Válgame el Santo Niñito!...todavía no hay cárceles para gente fina y “de marca”, aunque aparezca una que otra excepción.

De manera que Emilio Lozoya, regresa con el esperado morral de sorpresas. Sin embargo este viaje no lo hará en el avionazo de lujo extremo, donde acompañaba a su amigo (¿ex?), Enrique Peña Nieto, al que dicen, enseñó a jugar golf. Es más punto com, aseguran que una semana antes de su detención, alcanzó a echarse unos cuantos hoyos en su compañía, dicho sea sin que parezca “albur”.

Por otra parte, a los mexicas nos toca estar pendientes del tono en que “cantará” el ex director de PEMEX. Que no resulte cobarde, ni mienta, ni engañe…que declare en notas suaves, con la intención de colaborar en esta cruzada por la dignidad nacional.

Vamos dándole esa oportunidad…ire, ire.

En pocas palabras “que suelte la sopa” con singular alegría y en completa libertad, nomás pa’ comprobar que en la mentalidad neoliberal hay ausencia de escrúpulos.

Mientras tanto, AMLO viaja a Guanajuato, Jalisco y Colima, en atención a problemas de inseguridad y desavenencia política con los respectivos gobernadores, el panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Enrique Alfaro Ramírez (Movimiento Ciudadano), y el priista José Ignacio Peralta.

Se esperan protestas “trabajadas” por los mandatarios y desde luego, reclamos bajo la exigencia de mayores recursos para combatir el coronavirus, a pesar de que AMLO está cierto de que los dineros correspondientes se entregan en tiempo y forma.

El Presidente no estará en la CDMX al regreso de Lozoya, pero igual lo celebrará durante “las mañaneras”, a realizar en las entidades mencionadas.

Sin embargo este martes aprovechó para respaldar de nueva cuenta a Hugo López-Gatell, el subsecretario de Salud convertido en virtual “piñata”, tanto de los críticos mal intencionados, como del resto de los adversarios de la 4T.

¿Por qué tanta saña?...”mi no entender” si es buen chico y obra bien…que lo desgasten y lo hagan aparecer hasta en la sopa, es otra cosa.

                                           LA FOTO MALDITA

Aquella postal donde aparecen los gobernadores de entonces, con el flamante presidente de la república Enrique Peña Nieto, (despuesito de que éste rindiera protesta como tal), se ha vuelto memorable.

No por la importancia de los protagonistas, sino porque pareciera que algunos de ellos fueron “besados por el diablo”.

Es público que varios tuvieron o tienen problemas con la ley, y por los mismos delitos, que ya imaginará usted cuáles son, empezando por robo en despoblado de los dineros públicos.

Veamos:

César Duarte (Chihuahua).

Javier Duarte (Veracruz).

Roberto Borge (Quintana Roo).

Rodrigo Medina (Nuevo León).

Andrés Granier (Tabasco).

Roberto Sandoval (Nayarit).

Mario Anguiano (Colima).

Fausto Vallejo (Michoacán), quien la libró, pero no su hijo a quien se comprobaron relaciones con grupos al margen de la ley, concretamente con “la tuta”, Servando Gómez Martínez.

En dicha foto, atrasito, también se observa a Egidio Torre Cantú…sin comentarios.

SUCEDE QUE

¿A poco creen que son en serio las diferencias entre Santiago Nieto y el fiscal Alejandro Gertz Manero?...cierto que el primero es protagónico, pero pa’ mi que ni en sueños, pretende el cargo del segundo.

Y hasta la próxima.

Más artículos de Max Avila