Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Angel Virgen Alvarado

Villafuerte; auténtica sanguijuela

Angel Virgen Alvarado

Martín SIFUENTES

Pierde Tamaulipas

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

...A lo mejor le mienten

José Inés Figueroa

Arnoldo García

Después del domingo

Arnoldo García

Max Avila

MORENA ya ganó

Max Avila

Clemente Castro

El más grande reto

Clemente Castro

Cd. Victoria

Entiendan: la libertad se conquista

Max Avila

14 de enero, 2021

Los conservadores interpretan a su conveniencia la crítica de AMLO respecto de las limitaciones aplicadas por empresas privadas a la libertad de expresión. Y lo hacen aprovechando los incidentes en que se ha visto involucrado en los últimos días Mister Trump, justo donde el Presidente de México se ha referido al tema con vigor y contundencia, como resultado de haber sido víctima durante tantos años por efectos del neoliberalismo.

Dicen los opositores que Andrés Manuel defiende al todavía mandatario gringo, pero no entienden (o le hacen al tío Lolo), que se trata de que no se atente contra uno de los derechos fundamentales de la humanidad, y menos si la agresión proviene de intereses encubiertos por el capital internacional.

Interpretan a su conveniencia digo, porque lo que buscan es crear un ambiente de confrontación con el futuro gobierno del vecino país, y hasta inventan que AMLO no está entre la lista de invitados a la toma de posesión de Biden, como si de eso dependiera la relación institucional entre ambas naciones…ya parece que el tabasqueño está deseoso de asistir al evento, como cualquier quinceañera a su primer baile.

Lo que a Andrés Manuel “le cala” es la pretensión de coartar el derecho de las personas a manifestarte como se les pegue la gana. Y no es de ahora sino de siempre. ¿Acaso sus adversarios tienen algún impedimento para atacarlo, criticarlo u ofenderlo, incluso también a su familia?. Son los mismos que lo agreden un día sí y otro día también. Cierto es que hacen uso de su libertad y el gobierno los respeta, aunque también ejerce la réplica como instrumento lícito en el sistema democrático que disfrutamos. Ya sabéis que es algo que molesta a quienes durante mucho tiempo manipularon la opinión pública, donde por supuesto, callaron los incontables actos de corrupción e inmoralidad política que caracterizaron al neoliberalismo.

Estos reaccionarios son los que debieran aplaudir la actitud de AMLO porque resultan los principales beneficiarios, considerando que el supremo gobierno ratifica el respeto a la Constitución, lo cual significa que jamás serán perseguidos o castigados, como sucedía en los anteriores regímenes, cuando los opositores al sistema permanecían tras las rejas injustamente, (uno de los casos más indignantes fue el del escritor José Revueltas enviado a las Islas Marías cual si se tratara del peor delincuente, y no uno de los intelectuales más brillantes del México moderno); pero no solo eran encarcelados, sino perseguidos y hasta desaparecidos o bien asesinados, como sucediera con Manuel Buendía de cuyo crimen resultaron culpables nada menos que José Zorrilla, director de la temible Policía Federal de Seguridad, y algunos elementos bajo sus órdenes.

Desde luego que la persecución incluía a políticos, reprimidos por expresarse de manera libre y contraria a los intereses de los gobiernos en turno y a favor de la democracia y el respeto a la voluntad popular. Uno de los más presionados, desde Salinas hasta Peña Nieto, fue precisamente AMLO a quien Fox pretendió no solo desaforarlo como jefe del gobierno del DF, sino llevarlo a la cárcel acusado de delitos inexistentes.

De manera que Andrés Manuel fue víctima de la dictadura neoliberal durante más treinta años, condición por la que tiene en alta estima el valor de la libertad de expresión que defiende como prioritaria y fundamental para la convivencia sana de la sociedad.

Este es el fondo del asunto y no la circunstancia que tiene que ver con Trump y su presunta convocatoria a las hordas fanáticas, para que en increíble asalto a El Capitolio intentaran, lo que ingenuamente fue considerado como “golpe de estado”. Hecho por el que “el señor Donald” ha de responder de acuerdo a las leyes de su país por medio de histórico proceso que irá más allá de la fecha en que deba entregar el poder.

Por su parte AMLO sostiene que la libertad no se implora, sino se conquista. De ahí el fervor por defenderla a costa de lo que sea. Y en este caso las críticas y ataques de los reaccionarios no tienen ningún valor ante el alto significado para la especie humana. Claro, es algo que no entienden quienes quedaron atorados en el subdesarrollo de sus instintos más elementales. Aquí es donde caben los atormentados que no terminan de aceptar que la transformación de México va, pese a los problemas que han de superarse por el valor, la convicción y la fortaleza institucional con la que son enfrentados.

                                 EL SUERTUDOTE LOZOYA

Ahora resulta que el proceso contra Emilio Lozoya está en riesgo de venirse abajo, por lo que el ex director de PEMEX podría quedar liberado de buena parte de los cargos que se le imputan. Y como el resto se los acredita a sus ex jefes Luis Videgaray y Peña Nieto, es probable que resulte exonerado hasta con diploma de buena conducta y medalla de mérito ciudadano al canto. Como se observan las cosas, parece que no será de otra manera…suerte te de Dios.

Lo cierto es que se le acaba el tiempo a la Fiscalía General para obtener las pruebas prometidas al juez que determinó la aprehensión del ex funcionario. Se trata de información importante de carácter financiero procedente de varios países que no han respondido, siendo la fecha límite el día último del mes en curso. Los gobiernos involucrados son, entre otros, los de Alemania, Canadá, Brasil, Reino Unido, Luxemburgo e Islas Vírgenes Británicas.

Lo anterior confirma que en el combate a la corrupción no todos jalan al parejo. Sería el caso del fiscal Gertz Manero de quien ya hemos señalado la lentitud y apatía con las que acomete las tareas que le corresponden. En este sentido existen muchos casos que fueron escándalo público en su momento, y sin embargo ahora parece que duermen entre archivos polvorientos y computadoras en pausa, a pesar de los llamados de AMLO para que se activen a la brevedad.

SUCEDE QUE

“Estaré toda mi vida en contra de lo que dices, pero defenderé hasta la muerte el derecho que tienes para decirlo”, frase adjudicada a diversos pensadores que pierde vigencia y valor ante la mezquindad de los intereses personales y de grupo…sea cuando la venganza y el rencor se imponen sobre las ideas.

Y hasta la próxima.

Más artículos de Max Avila
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Estrella fugaz

Martha Isabel Alvarado

Carlos López Arriaga

Verdad jurídica en disputa

Carlos López Arriaga