Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

La cita incómoda de Gattas 

Alberto Guerra Salazar

Martín SIFUENTES

Lo que aspirantes deben saber

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

Sin culpa aparente

José Inés Figueroa

Arnoldo García

Salpicados

Arnoldo García

Max Avila

Y Morena se tiznó

Max Avila

Cd. Victoria

Silabario Magisterial

José Inés Figueroa

22 de octubre, 2021

El camino fácil, no es el más sencillo, si de llegar a buen puerto se trata.

Luego a algunos parece que denostando, insultando, calumniando, se pueden ganar simpatías, o haciendo alianzas con extraños, se puede remontar a los conocidos.

No vamos decirle cómo hacer chiles a Clemente Jacks, pero sí será menester repasar una serie de primicias, por quienes andan alborotados con el eventual relevo en la dirigencia de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Ciertamente, fue la pandemia la que suspendió todos los procesos de renovación de las dirigencias estatales que estaban programadas en el último año y medio.

Resultaría ilógico que, suspendiendo clases para acotar contagios, se trajera a los maestros en un proceso electivo.

El anuncio del inminente regreso a las aulas de manera generalizada, es lo que ha acicateado a algunos personajes y grupos por apurar la elección postergada, pero no se están tomando en cuenta algunos signos de los tiempos.

Cuando la pandemia suspendió las actividades en general, en marzo del año pasado, faltaban tres días para que se celebrara la elección del nuevo comité ejecutivo seccional 21 de Nuevo León… fue la primera en aplazarse.

En su caso, ya no se emitió convocatoria, sino que se reanudó el proceso iniciado, mediante una resolución publicada el 18 de octubre, para celebrar elecciones originalmente dispuestas para este día, aunque luego, adendum de por medio, se pospuso para el 5 de noviembre.

Allá, dicho sea de paso, al margen de las lecturas del calendario, se había anunciado la integración hasta de 15 planillas y a estas alturas, ya se habla de una planilla de unidad.

Concatenando fechas, si la elección de marzo de Nuevo León, se pasó a noviembre del año siguiente, la de Tamaulipas, ubicada en noviembre del mismo año, estaría consumándose allá de julio del inminente año.

Y aunque la periodicidad de la renovación de las dirigencias secciónale no es caprichosa, sino que obedece a una agenda nacional, hay variados factores que inciden respecto del aquí y ahora tamaulipeco.

Hablando de “plazos mínimos”, antes de publicar la convocatoria, que por estatuto se separa de la jornada comicial en un mes, la actual dirigencia liderada por RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ tendría que convocar a un pleno, para dar cuenta del estado que guarda la sección y de la puesta en marcha del proceso.

No es algo que se decida de manera unilateral en lo local; las fechas y las convocatorias mismas vienen del Comité Ejecutivo Nacional, que es quien además conduce los procesos seccionales.

Y aunque en México capital hay corrientes pronunciándose porque no se haga el cambio de dirigencia en Tamaulipas por el momento, habida cuenta del proceso constitucional para la elección de Gobernador, el propio líder estatal ha planteado echar a andar la renovación antes.

En los plazos mínimos de la agenda general, en enero se estaría dando el informe; unas semanas después saldría la convocatoria y allá de febrero-marzo, se realizaría la jornada comicial.

Si se da en esos plazos o se deja para después de la elección del 5 de junio, es decisión del Comité ejecutivo nacional, insistiré.

Esas primicias no son las únicas que imperan, por atemperar los ánimos de quienes andan entusiasmados, con la idea de relevar al profe RIGO en la secretaría general de la Sección 30 del SNTE.

Entre los presuntos aspirantes, ya hay quienes han sucumbido a la tentación de “dejarse apapachar” por agentes externos, personajes con aspiraciones electorales que piensan pueden disponer de la base sindical para arropar sus apetitos.

En el peor de los casos, ni el senador de minoría, ni el funcionario federal, que se dicen padrinos de tal o cual aspirante, parece vayan a ser los candidatos a la gubernatura en sus partidos, aunque anden apurando la elección magisterial soñando con esos resortes.

Un requisito no escrito, para ser dirigente estatal del magisterio, que toman mucho en cuenta las instancias nacionales, es que no traigan padrinazgos de fuera, que signifiquen la intromisión en las estructuras y tareas gremiales.

Atacar al orden institucional interno, también resulta en una falta que empuja a la automarginación, que algunos han desconocido.

Así como al dirigente nacional ALFONSO CEPEDA SALAS sus detractores lo han acusado de morenista, hay quienes han pretendido etiquetar de panista a RIGOBERTO GUEVARA, para restarle méritos a su liderazgo.

Al margen de que ni uno, ni otro, les han pedido que voten por tal o cual partido, tal o cual candidato, la relación institucional, con quien despache en el gobierno, resulta inevitable en toda fórmula obrero-patronal.

El mérito del liderazgo magisterial tamaulipeco se mide en los logros alcanzados, a la luz de los tiempos difíciles que le ha tocado sortear, entre clases políticas neófitas y reacias, y condiciones económicas adversas, en medio de crisis extraordinarias, como la pandemia que vino a cambiar todo.

Por sobre las condiciones particulares domésticas justamente dimensionadas, las comparaciones ahora resultan puntuales.

Cuando en otros estados como Baja California, Michoacán, Guanajuato, Guerrero, por mencionar algunos, los maestros están batallando para recibir sus sueldos ordinarios, acá se ha seguido conquistando prestaciones y remontando deudas históricas.

Si no hay pagos ordinarios, en otros estados hablar de pensiones y jubilaciones resultan en una pesadilla.

Acá no se ha dejado de cubrir tales compromisos, pero, además, el acuerdo recién firmado para que el Estado entregue 26 millones de pesos mensuales para resarcir las cuotas que la pasada administración dejó de enterar al fondo general, con sus intereses, garantiza la liquidez para cubrir dichas prestaciones los próximos años.

Plazas, promociones, adscripciones, regularizaciones, bonos, estímulos, cursos, apoyos en la nueva realidad pandémica para integrarse en las dinámicas de la educación a distancia, son ventajas que definen el liderazgo de la 30, inspiración y/o aspiración para otros estados.

Por eso quienes pretenden tirarle patadas al pesebre como ruta para coronar sus pretendidas aspiraciones, en el pecado llevan la penitencia.

¿A qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?

Todo a su tiempo.

RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA apuesta la eventualidad de su nominación como candidato de MORENA al Gobierno de Tamaulipas, al conocimiento personal que de su trabajo tiene el Presidente y a ser factor de encuentro dentro y fuera del entorno morenista.

Ello explica las jornadas recientes de que ha sido protagonista, igual reuniéndose con alcaldes que con el gobernador del estado de extracción panista.

¿Hasta dónde le será redituable tal estrategia?

Veremos y diremos.

Los Angeles Azules - Tamaulipas
Más artículos de José Inés Figueroa
El Partenón
J. Guadalupe Díaz Mtz.

¿Verde olivo en Palacio Nacional?

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Martha Isabel Alvarado

Se les fue su 'capitán'

Martha Isabel Alvarado

Jose Luis B Garza

¿Normalidad fronteriza?

Jose Luis B Garza

Carlos López Arriaga

Dinero, de quién y cómo

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

Cada quien su encuesta

Clemente Castro