Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Los dobla la violencia y el Covid-19

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

Otro que cae

Angel Virgen Alvarado

Martín SIFUENTES

No hay lugar, cupo lleno

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

La causa eres tú

José Inés Figueroa

Arnoldo García

Agua

Arnoldo García

Cd. Victoria

Vendrá López Obrador en junio

Alberto Guerra Salazar

27 de mayo, 2020

La influencia del Covid-19 ya contaminó también a la política, pues el IETAM hizo extraños movimientos encaminados a aplicar sanciones a quienes entreguen despensas y otro tipo de ayuda, a personas y sus familias, afectadas por la enfermedad.

El consejero presidente del IETAM Juan José Ramos Charre anunció que recibieron tres denuncias del PAN relativas a presunta promoción partidista por andarse entregando despensas anti-Covid-19.

Revisamos el código electoral de Tamaulipas y no encontramos ningún artículo sancionador de promoción partidista, sobre todo porque no estamos en tiempos políticos pues es hasta septiembre, cuando el INE e IETAM abren el proceso 2020-2021.

Resultó que el PAN es ahora muy celoso de la ley, pues en el proceso anterior, Pilar Gómez Leal y Arturo Soto Alemán mandaron instalar en ventanas de casas y en postes, anuncios de cada uno de ellos, con marco azul y el logotipo del partido al que pertenecen, antes de ser registrados como candidatos.

No se configuró el delito de actos anticipados de campaña, porque el IETAM dictaminó que faltó la palabra “Vota”, para que esa propaganda fuera realmente propaganda.

Tiene razón el diputado local de Reynosa Rigoberto Ramos Ordóñez, cuando publica su sospecha de que el IETAM está al servicio del PAN-gobierno.

Este día tendrán los consejeros electorales una sesión virtual, donde se desahogarán las denuncias del PAN contra MORENA, por la distribución de despensas y por las presuntas acciones de calumnias.

Si fuera el caso que sancionen a políticos y funcionarios que reparten despensas, insumos médicos y otras ayudas con motivo del coronavirus, todo el mundo recibiría coscorrones, incluido el Gobernador del Estado.

Es una mezquindad alegar que la entrega de una despensa implique promoción partidista. Quien recibe el beneficio de un obsequio expresa un agradecimiento espontáneo.

Si un particular gasta su dinero en la compra de muchos obsequios, para repartirlos, muy su dinero y muy su promoción. Si hablamos de dinero público gastado para propósitos personales, esa es otra cosa.

Cuentas claras, es lo menos que podemos pedirle, los ciudadanos, a los señores del PAN.

Al corte del miércoles por la tarde, del saldo de contagios, el número era de 1,618, con 98 defunciones.

El lunes volveremos a la nueva normalidad y el Presidente de la República pondrá el ejemplo, pues el martes arrancará una gira por diferentes entidades federativas. Según el calendario que mañana se anunciará, vendrá a Tamaulipas en junio.

López Obrador se ha esforzado en limar asperezas con el Gobernador Cabeza de Vaca, a quien tildaba como muy corrupto antes de que ambos fueran electos para los cargos que ocupan, pero sigue el distanciamiento.

Inclusive, Cabeza lidera al grupo de Gobernadores insurrectos que pelean con cualquier pretexto, contra el gobierno federal, desde repudiar el INSABI, hasta ignorar el semáforo para regresar a la actividad productiva.

Ayer, el Presidente anunció una derrama económica adicional entre los Estados, por un monto global de 60,000 millones de pesos. No sabemos la fórmula que usarán para repartir esa fortuna, pero le tocarán a Cabeza de Vaca, cuando menos, 2,000 millones de pesos.

Ojalá existiera un patronato, un fideicomiso, un consejo de administración o cualquier otro instrumento de escrutinio ciudadano, que certifique el buen uso de ese dinero, para que se emplee en beneficio de la sociedad.

El calendario de actividades del Presidente en sus visitas previas a Baja California, Yucatán, Campeche, Tabasco y Veracruz, contempla sendas conferencias de prensa mañaneras.

Es de desearse que cuando llegue a Tamaulipas, disponga un encuentro con periodistas para preguntarle por qué no ha llegado aquí la Cuarta Transformación, por qué carece de un representante local de carne y hueso, por qué quedó en pura hablada que vendrían tiempos mejores, por qué parece haber tenido un acuerdo de amor y paz con el gobierno local.

Retomamos el tema del coronavirus, para agregar que Cabeza no respetará los colores del semáforo nacional para la reanudación de actividades empresariales, sino que pondrá su propio semáforo.

La Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero había anunciado la decisión presidencial, de dejar en manos de los Gobernadores los tiempos del retorno a la nueva normalidad, atendiendo una estrategia básica dictada en la Ciudad de México.

En ese contexto, el Secretario de Administración del gobierno local (antes Oficial Mayor), inició preparativos del regreso a sus bases de los burócratas estatales, a partir del lunes y de una manera gradual, escalonada.

El Gobernador anduvo ayer en Reynosa, con el pretexto de supervisar obras públicas, que son a fin de cuentas, actividades “de promoción partidista”, como dicen ahora los panistas.

Volvió a mostrar su desdén a la presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez pues ni siquiera tuvo la cortesía de avisarle de su visita, menos de invitarla a que lo acompañara en los recorridos, seguramente por temor de que le robe reflectores.

Por cierto, sube el nivel de la irritación social por el coronavirus, la cuarentena, la falta de dinero, y así lo constata el presidente municipal de Ciudad Victoria, Xicoténcatl González Uresti.

La gente le perdió el respeto, pues cuando se lo encuentran en la calle, insultan en su cara, lo saludan con epítetos obscenos, injurias, expresiones hirientes, que nos resultan impublicables.

También Maki Ortiz Domínguez conoce en Reynosa de estas explosiones de cólera ciudadana, pues son frecuentes las manifestaciones de repudio que se producen en la plaza principal.

Son resultados de gestiones edilicias caracterizadas por la ineficiencia y la corrupción. Ambos pertenecen al PAN.

A propósito de Reynosa, el ingeniero Juan Antonio Santana Ayala, eterno aspirante a cargos públicos, dejó de existir en Veracruz, a consecuencia del contagio del coronavirus.

En la capital del crimen encontraron una bolsa con restos humanos, en la colonia Tamatán.

Y en Reynosa rescataron a un adulto que permanecía secuestrado.

Cumple años Bladimir Martínez Ruiz, que no necesita presentación.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

...

Más artículos de Alberto Guerra Salazar
El Partenón
J. Guadalupe Díaz Mtz.

El Peje, mal; la oposición, peor.

J. Guadalupe Díaz Mtz.

Martha Isabel Alvarado

Grave falla logística 

Martha Isabel Alvarado

Carlos López Arriaga

Triunfo acotado y muy volátil

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

A Dios rogando...

Clemente Castro