Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Angel Virgen Alvarado

"¡Es tan insignificante!"

Angel Virgen Alvarado

Martín SIFUENTES

Encuestas a 9 meses

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

A otra cosa, mariposa

José Inés Figueroa

Clemente Castro

Las cuentas alegres

Clemente Castro

Nuevo Laredo

Regaños, en lugar de apoyos

Raúl HERNANDEZ

24 de abril, 2020

Molesto porque toda la responsabilidad del combate a la crisis sanitaria se le carga al gobierno  federal, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dejo en libertad a los gobiernos estatales para que decidan la forma en que deben actuar en sus respectivas entidades.

Quiere, en pocas palabras, que todos compartan  la carga negativa que  genera la pandemia y que estalle y que hace que los ciudadanos estallen, porque quieren soluciones, no  lloriqueos ni  ocurrencia.

Y así como protestan los gobernadores de Puebla, Baja California, Michoacán,  Tamaulipas, Nuevo León, Jalisco, Chihuahua, Coahuila y Jalisco, unos por el manipuleo de las estadísticas, otros por la ayuda limitada de insumos,  por la  ausencia de presupuesto adicional, el Presidente  exhibió este día a los Estados y Municipios donde de acuerdo con una revisión del gobierno federal se está incumpliendo con la recomendación para reducir la movilidad.

Los estados que están incumpliendo, según los datos del Presidente, son Hidalgo, Colima, Durango, Oaxaca y Querétaro.

Y los municipios más incumplidos son Río Bravo, en Tamaulipas; Pénjamo, en Guanajuato;  San Felipe del Progreso, en el Estado de México;  Palenque, en Chiapas; y  Macuspana, en Tabasco,

Esos son los datos del Presidente; ahora bien, el alcalde de Río Bravo, donde hay 13 casos positivos y un fallecido,  Carlos Ulivarri López, tiene otros datos.

Con una población de 101 mil  habitantes y un presupuesto de 364 millones 900 mil pesos para este 2020, Ulivarri dice que se está cumpliendo con las recomendaciones del combate a la pandemia y comenta que incluso se han instalado tomas en las que el ciudadano tiene acceso a jabón y agua para que se lave las manos, que funcionan con pedales movidos por los pies, para que no tengan necesidad de tocarlas con las manos.

Sostiene que además, la federación entrega a Río Bravo solo el 3 por ciento de los impuestos federales que se recaudan en el Municipio.

Y ahí  está el nudo georgiano de la crisis: el  gobierno federal tiene todo el dinero que le aportan municipios y estados y  la distribución no es equitativa.

Estados como Tamaulipas y el municipio de Nuevo Laredo aplican la fase 3 desde hace 5 semanas, no esperaron a que la federación lo ordenara.  Pero además eran los días en que el Presidente  recomendaba seguir saludándose de  mano y beso, y continuaba con sus  giras masivas,  predicando el evangelio de la 4T y todo eso fue un mal ejemplo que en Tamaulipas replicaron los delegados  federales, citando a los abuelitos en eventos masivos  para entregarles los apoyos del Programa 68 y más.

Los estados entraron a la  fase 3, con recursos propios en espera de que la  federación les envíe  apoyos, pero hasta ahora solo hay regaños, como el de Río Bravo.

ResponderResponder a todosReenviar

Más artículos de Raúl HERNANDEZ
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Ya salió el peine

Martha Isabel Alvarado

Jose Luis B. Garza

¿Vendrán los Winter Texans?

Jose Luis B. Garza

Oscar Jiménez

Por la puerta de atrás

Oscar Jiménez

Carlos López Arriaga

Iguala: danza de sombras

Carlos López Arriaga