Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Otra investigación tipo Irving 

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

'Ya nada es como antes'

Angel Virgen Alvarado

José Inés Figueroa

La nueva vieja normalidad

José Inés Figueroa

Clemente Castro

La próxima visita

Clemente Castro

Valle de Texas

Pide TBC no extender más allá del próximo día 22 de junio, restricciones de viaje entre México-EU-Canadá

Jose Luis B. Garza

08 de junio, 2020

Con el fin de proteger a las empresas que se benefician del comercio internacional en la frontera de México con los Estados Unidos, la Coalición Fronteriza de Texas (TBC) solicitó a  funcionarios federales permitir que las actuales restricciones para viajes no esenciales entre la Unión Americana, México y Canadá dejen de tener efecto el próximo 22 de junio, considerando que los gobiernos federales y estatales han comenzado a flexibilizar el confinamiento en casa relacionado con COVID-19.

"A medida que los Estados Unidos y los gobiernos estatales trabajan para aliviar las restricciones de quedarse en casa, las suspensiones de viajes al extranjero que limitan la entrada a los Estados Unidos no han visto una relajación similar", expresó el juez del condado de Cameron y presidente de TBC, Eddie Treviño, Jr., en una carta al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Chad Wolf.

"Debemos proteger a las pequeñas empresas propiedad de minorías, el comercio transfronterizo y la influencia de los viajeros diarios entre nuestros países que invierten en el comercio binacional a través de los bienes y servicios que adquieren", dijo Treviño. "La pandemia ha detenido este intercambio de negocios y ha dejado a las ciudades fronterizas paralizadas económicamente".

TBC es una voz colectiva de alcaldes fronterizos, jueces de condado y comités de desarrollo económico enfocados en asuntos que afectan a 2.5 millones de personas a lo largo de la región fronteriza Texas-México y condados económicamente desfavorecidos desde El Paso hasta Brownsville.

Las restricciones de viaje temporales fueron implementadas en marzo por la Aduana y Protección Fronteriza de los E. U. (CBP) con base en una designación de riesgo para la salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E. U. Estas restricciones temporales se aplican a las personas que viajan por tierra desde México o Canadá cuyo viaje no es esencial. Las órdenes permiten viajes esenciales (ciudadanos de E. U. y residentes permanentes que regresan a los E. U., viajes con fines de salud, viajes relacionados con el trabajo o con la escuela, así como de personas involucradas en el comercio transfronterizo) que reconoce la gran importancia económica de los viajes y el comercio entre los Estados Unidos, México y Canadá.

Treviño señaló que el gobernador de Texas, Greg Abbott, ha estado reabriendo Texas durante más de un mes de manera multifásica (sic). La orden estatal de residencia expiró el 30 de abril y Texas ha estado permitiendo gradualmente que se reinicien las operaciones comerciales. En la actual Fase III de reapertura, que comenzó el 3 de junio, las órdenes de Abbott prevén la reapertura de una amplia gama de actividades comerciales y turísticas que incluyen oficinas, fabricación, tiendas minoristas, restaurantes, museos, centros comerciales, cines, patios de comida, zoológicos, rodeos, parques acuáticos y de diversión.

El dirigente fronterizo hizo mención de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció el primero de junio el regreso de México a una nueva normalidad, ya que la nación comenzó a aliviar las restricciones, incluidas las limitaciones de distanciamiento social a nivel nacional. Funcionarios mexicanos revelaron que más de 5,000 compañías han implementado protocolos que les permitirían reabrir operaciones críticas.

"A medida que Texas y México levantan las restricciones basadas en mejores resultados de salud, las bases para las órdenes que restringen los viajes transfronterizos no esenciales parecen estar maduras para su vencimiento", dijo Treviño. "Si se implementan más, esto causará que las comunidades y empresas fronterizas sufran económicamente, más de lo que ya han debido a la crisis de COVID-19".

TBC sugiere reabrir puertos de entrada terrestres con carriles suficientes para mantener el flujo de tráfico y un suministro completo de personal de CBP que cuente adecuadamente con equipo de protección personal.

"Las operaciones rápidas y sólidas en nuestros puertos terrestres garantizarán que las personas puedan contribuir a nuestra economía binacional de manera rápida", agregando para concluir que “necesitamos personas que realicen actividades comerciales cruciales, que no esperen en línea en los puertos de entrada internacionales".

Más artículos de Jose Luis B. Garza