Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Angel Virgen Alvarado

"¡Es tan insignificante!"

Angel Virgen Alvarado

Martín SIFUENTES

Encuestas a 9 meses

Martín SIFUENTES

José Inés Figueroa

A otra cosa, mariposa

José Inés Figueroa

Clemente Castro

Las cuentas alegres

Clemente Castro

Valle de Texas

Riesgos de empresas periodísticas

Jose Luis B. Garza

17 de junio, 2020

Alguien afirmó hace un tiempo que durante los siguientes cinco años los periódicos, en su formato impreso, desaparecerían, tomando como argumento el creciente desarrollo de las aplicaciones de Internet y la proliferación de publicaciones digitales. De eso han transcurrido ya 12 años. La buena noticia es que no han desaparecido. La mala, es que un buen número de publicaciones han tenido que cerrar sus puertas.

En este caso se encuentran tres publicaciones del Valle de Texas que, tras décadas de ver la luz pública, hace unos días imprimieron su última edición. Ellas son Valley Town Crier y Valley Bargain Book, de McAllen y Daily Review, de Edinburg, todas ellas propiedad de la cadena Gannet Co.

No son los únicos en tiempos recientes que han tenido que despedirse de sus lectores, por decirlo de alguna forma, en esta región. Recordamos a El Monitor, Rumbo y Frontera, ediciones en español, con enfoque comunitario. Pero también algunos periódicos de elevado tiraje han tenido que concluir sus labores, como ejemplo en Texas el San Antonio Light, que no le resultará familiar a las nuevas generaciones, ya que dejó de imprimirse en 1993. No son todos, desde luego; la historia del Valle da testimonio de varios “rotativos” cuya vida editorial se extinguió.

Dicen que los periodistas generalmente no escribimos sobre los periódicos. Si es así, haremos una excepción.

Tamaulipas ha visto surgir y desaparecer muchas publicaciones, algunas de ellas ligadas a grupos de poder económico o político, pero también, en honor a su labor profesional, muchas que han sido verdaderas tribunas públicas, conducto para la libre expresión de las ideas y con un enfoque objetivo de la noticia.

Por mencionar algunos medios informativos impresos que han tenido que “parar sus prensas” para siempre, algunos de ellos verdaderamente emblemáticos, enumeramos, de sur a norte, entre otros, El Mundo de Tampico, El Sol de la Tarde, El Heraldo y El Matutino de Cd. Madero.

Además El Tamaulipeco y más recientemente La Verdad de Cd. Victoria, donde, por cierto, en éste último medio, a quien esto escribe le tocó contribuir a su arranque en 1984 junto con distinguidos periodistas como Jorge Rodríguez, Roberto Ibarra, José Azpeitia, Benito García Islas, Manuel M. Flores, Víctor Manuel Calzado y el fotógrafo Sebastián Rodríguez, todos bajo la dirección de don Alonso Pecil Tamez, proyecto en el que no continuamos por tener el compromiso personal de participar en la instalación y puesta en marcha de El Río de Río Bravo, periódico de circulación limitada, pero que en el momento de su inicio era considerado el más moderno en Latinoamérica en una parte de su proceso, por la tecnología utilizada.

En Reynosa El Vespertino, El Noticias, El Noreste, por mencionar algunos que dejaron de ver la luz pública por diferentes motivos. Sería largo enumerar otros de Nuevo Laredo y Matamoros, pero ha habido casos similares.

Hace unos meses, cuando me preguntaban cómo les va a los periódicos, les contestaba que todos los periódicos del mundo están pasando por una situación difícil ante la digitalización global de los medios, pero es una transición que se tiene que aceptar e incluirse en ella. Ahora, ante los efectos devastadores de la pandemia, algunas  muertes periodísticas anunciadas se han acelerado.

Pero sin duda, afirmamos, habrá muchas publicaciones sobrevivientes, e inclusive, que se fortalecerán, tras triunfar ante la adversidad virulenta y económica.

El tema merece mucho más que unas líneas, pero por ahora mencionamos que hablamos de empresas periodísticas que tienen características especiales, pero al fin y al cabo son empresas y están sujetas a problemas de administración y venta de publicidad, sin dejar de lado su misión de informar.

Las redes sociales, ciertamente, han causado enorme impacto en la formación de opinión. No se pueden concebir actualmente ediciones impresas que no cuenten con una página web o, mejor dicho, una buena página web. Son nuevos retos para los periódicos, pero los profesionales de los  periódicos están acostumbrados a enfrentarlos. Muchos sobrevivirán y saldrán fortalecidos.

REBOTES

Y a propósito de McAllen, fue convocada una manifestación el pasado sábado del Frente Anti López Obrador a las dos de la tarde frente al Consulado de México. Ignoramos si fue falta de organización o el candente sol de 92 grados Fahrenheit (33 Centígrados) que se dejaba sentir en ese momento u otra causa, pero lo cierto es que solamente dos personas acudieron al llamado, por no decir que estuvo desierta.

Más artículos de Jose Luis B. Garza
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Ya salió el peine

Martha Isabel Alvarado

Jose Luis B. Garza

¿Vendrán los Winter Texans?

Jose Luis B. Garza

Oscar Jiménez

Por la puerta de atrás

Oscar Jiménez

Carlos López Arriaga

Iguala: danza de sombras

Carlos López Arriaga