Con todo el Poder de la Información

Luis Alonso Vásquez

Dirección General

Martha Isabel Alvarado

Sub Dirección General

logo
El Partenón
Alberto Guerra Salazar

Acepta AMLO revisar pacto fiscal

Alberto Guerra Salazar

Angel Virgen Alvarado

El valor de Manuel

Angel Virgen Alvarado

Raúl HERNANDEZ

Nuevos clientes

Raúl HERNANDEZ

José Inés Figueroa

La otra nueva realidad

José Inés Figueroa

Arnoldo García

Agua

Arnoldo García

Nuevo Laredo

Porfirio, el incómodo

Raúl HERNANDEZ

17 de marzo, 2020

A sus 86 años, Porfirio Muñoz Ledo sigue dando de qué hablar.

En días pasados llamó hipócritas y lambiscones a sus compañeros de Morena por aprobar, sin chistar, las iniciativas de ley que envía el Ejecutivo, o sea el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Meses atrás, cuestionó la política migratoria del gobierno mexicano y lamentó el sometimiento a los  Estados Unidos.

En 1988, cuando tenía 54 años y era senador del PRI, fue uno de los varios legisladores que interrumpieron al Presidente Miguel de la Madrid, en la presentación de su último informe de gobierno. Fue una jornada intensa, en  la  que varios gobernadores llamaron traidor a  Muñoz Ledo, le recordaron a su madrecita y lo escupieron, mientras abandonaba la Cámara de Diputados.  Ese año, los informes dejaron de ser la fiesta del Presidente.

Meses antes Muñoz Ledo formó, junto con Cuauhtémoc Cárdenas, que también militaba en el PRI, la corriente democrática en un  intento por democratizar al Revolucionario Institucional, pero fracasaron y terminaron dejando el partido y  formaron el Frente Democrático Nacional, al que se adhirieron el PSUM, PFCRN, PMT, priistas y muchos más.

El movimiento opositor cimbró al sistema priista, en una situación similar a la de 1940 y 1952.

Ex dirigente nacional del PRI y del PRD, ex secretario de Educación, varias veces senador y diputado federal por el PRI, PRD, PT y Morena, ex candidato presidencial por el PARM en el 2000, candidatura que abandonó en pleno proceso, Porfirio Muñoz Ledo siempre ha sido polemista.

Cuando era dirigente nacional del PRD, hace ya unos cuantos años, vino a Nuevo Laredo en varias ocasiones. En una de ellas se negó a reunirse con Carlos Canturosas y Ninfa Deándar quienes se  refugiaron en la oficina del primero, convencidos de que don Porfirio accedería a entrevistarse con ellos, pero no accedió.

Observador excepcional, en otra visita le comentó en cortito al desaparecido periodista Genaro González Gaucin que por su físico era ideal para  interpretar a un indio norteamericano y el reportero terminó por confesarle que entre sus ancestros  había indios  kikapú, lo que lo hizo exclamar: ¡Quiubole, te lo dije!

A los 86 años de edad, en los que ha vivido de todo, Muñoz Ledo ya está más allá del bien y del mal. Ciertamente ya no tiene el mismo vigor de hace 40 años  y es posible que sus batallas para democratizar a la 4T se estrellen con la soberbia y  indiferencia de personajes como Gerardo Fernández Noroña que dice que la 4T llegó para quedarse toda la vida. Lo mismo pensó en 1933 Adolfo Hitler e incluso fue mucho más allá, al vaticinar que en  nazismo duraría mil años. Se equivoco y con mucho: apenas duro 12 años y eso sí,  hizo mucho daño al mundo y Alemania. H

Hasta ahora la 4T solo le hace daño a México. Esperemos que el daño no pase del sexenio y que después de una noche oscura llegue un nuevo día en que el país se pueda levantar y reconstruir como lo ha hecho desde que se convirtió en nación independiente, hace casi 200 años.

Más artículos de Raúl HERNANDEZ
El Partenón
Martha Isabel Alvarado

Historias de Diputados

Martha Isabel Alvarado

Oscar Jiménez

En picada

Oscar Jiménez

Carlos López Arriaga

Carmen Aristegui

Carlos López Arriaga

Clemente Castro

Cero tolerancia

Clemente Castro